Quantcast

Demonios japoneses juegan Basquetbol en ilustraciones Retro-Futuristas

‘Edo Ball’ da un giro contemporáneo al basquetbol con el estilo artístico japonés ukiyo-e.

Andrew Nunes

Ukiyo-e, el estilo artístico japonés de impresión en madera, no tiene nada que ver con el basquetbol, un deporte prácticamente ajeno al país hasta mucho después de que el estilo artístico pasó de moda en el siglo XIX, al final del periodo Edo. Pero el vacío cultural entre estos dos no detuvo al artista Andrew Archer para crear Edo Ball, una serie de impresiones que fusionan las cualidades estéticas de ukiyo-e con el basquetbol.

Edo Ball no es una transferencia directa de escenas del deporte al estilo japonés. Las imágenes de Archer son mezclas surreales, normalmente con un sentimiento alucinante. En The Bunny, un enorme conejo antropomorfo se prepara para encestar estando parado en una tabla deshecha en medio del océano. The Ghost muestra a un jugador encestando, pero el jugador es un esqueleto humano usando Jordans, rodeado de truenos.

The Object of Desire, Andrew Archer

Aunque las combinaciones poco convencionales en Edo Ball producen un placer estético y un resultado único, todavía sigue la pregunta del porqué un artista de Nueva Zelanda fusionaría estas dos disciplinas de esa manera. Archer cree que están rindiendo homenaje a estas dos culturas:

"Estoy inspirado por ambas individualmente, de una manera muy grande. He jugado basquetbol toda mi vida, y soy un gran admirador del basquetbol y del arte japonés. Viví en Asia previamente y la cultura de Japón y su acercamiento al arte siempre me ha sorprendido," el artista explica a Creators. "La dedicación al trabajo, la narrativa, y los valores estéticos de ukiyo-e me inspiran bastante."

The Klaw, Andrew Archer

Sorprendentemente, Archer cree que sus sujetos no son tan surreales como uno pensaría: "Los dos se unen en más maneras de que las que al principio imaginé. Las personalidades y los apodos de los jugadores del basquetbol se combinan perfectamente con los temas comunes de ukiyo-e, y desde un punto de vista de estilo, la energía y la exageración del basquetbol pueden ser expresados libremente," agrega.

The Rock, Andrew Archer

Para remarcar el trabajo como propio, Archer ha agregado elementos de estilos de sus trabajos con los que él creció. "Muchos de los tatuajes en las obras son referencias del arte y tatuajes de los Maorí y las Islas del Pacífico, ambas son culturas hermosas, presentes en mi vida cuando crecía en Nueva Zelanda. Creo que es importante mezclar las viejas y nuevas tradiciones, y también mezclar las culturas, en el arte y nuestra vida cotidiana."

The Reign, Andrew Archer

The Splash Bros, Andrew Archer

The Ghost, Andrew Archer

The Bunny, Andrew Archer

Conoce más del proyecto Edo Ball en su sitio, donde también puedes comprar obras, postales, y playeras; ingresa aquí para ver más del trabajo de Andrew Archer.

Relacionados:
Kitagawa Utamaro: el japonés favorito de Baudelaire, Degas y Monet

El fotógrafo chino que fue censurado por sus desnudos

Un colectivo artístico de Vietnam está haciendo comerciales comunistas