Superstudio: Una puesta en escena sacada de un universo alienígena

Piérdete en el ecosistema audiovisual de esta suculenta presentación electrónica.

|
feb. 16 2017, 6:22pm

Superstudio es un proyecto audiovisual de techno compuesto por Jerónimo (productor de música) y Pablo Dávila (artista conceptual).  Su adicción por la música, trayectoria y conocimiento de la escena les han dado los recursos para convertirse en una mancuerna sin miedo a la experimentación entre géneros.

El resultado de esta alianza creativa es una pieza orgánicamente perfecta que además de cumplir con su propósito contemplativo, también añade golpes de euforia y catarsis a la hora de su ejecución. 

Platicamos con Jerónimo de Superstudio para conocer más de su impresionante show.

¿Cómo comenzaste a hacer shows audiovisuales?

Comencé hace como 10 años. Empecé trabajando con video, me clave haciendo cosas con formatos análogos (LZX Industries) y digitales. Por otro lado, el trabajo de Pablo como artista conceptual en un principio estuvo muy ligado a la luz. Un día Pablo me invitó a colaborar en un proyecto para el show de Toy Selectah y ahí fue cuando empezamos a trabajar juntos.

¿Cuál es la parte más compleja del proceso para armar un set?
Tener una idea de cómo quieres sonar y hacerla pasar. 

¿Qué es primero la luz o la música?

Superstudio fue concebido como un proyecto experimental en donde convergieran audio y luz. No hay un orden establecido, no hay una receta. Cuando arrancamos con Superstudio (el primer set que tocamos en Mutek 2015) primero armé el audio y después Pablo hizo la programación de luz. En el set que estamos tocando ahora el orden fue distinto, primero salió la secuencia de luz y luego el audio y los resultados son muy distintos, aunque le esencia sigue siendo la misma.

Al ser un proyecto con procesos complejos nos da la oportunidad de transgredirlos, cambiar el orden de las cosas, alterar flujos, etc. y lo chingón de esto es que cualquier variable puede afectar el resultado de alguna manera. Superstudio es un proyecto que busca estar en constante cambio, por ejemplo: decidimos armar nuestro propio esquema dentro de la industria en el cual estaremos ideando y creando ideas audiovisuales cada año; nuevos conceptos, distintos recursos, nuevos sonidos, etc. Así es como decidimos mantener vivo al proyecto. Nosotros no buscamos sacar un álbum, ni siquiera un EP, no queremos editar nuestra música. Solo planeamos grabar sets en vivo y eso lo vamos a regalar en redes. Queremos que la experiencia de Superstudio sea una puesta en escena que se tenga que vivir in situ. 

¿En un set en vivo la sincronización de la luz se hace al mismo tiempo que la música o cómo haces funcionar esto?

La sincronía es fundamental en el proyecto, siempre hemos pensado que el hecho de ver y escuchar algo al mismo tiempo tiene un significado mucho más atractivo que si sucedieran alguna de las dos cosas por separado. Tomando en cuenta que es un proyecto relativamente joven, hemos pasado por varias facetas de prueba y error. En un principio el show estaba compuesto de manera lineal, es decir, tenía el mismo principio y el mismo final cada vez que se tocaba y sobre esa secuencia iban sucediendo cosas: sonidos que triggeraban ciertas secuencias de luz y demás. Después de un año el show está armado completamente distinto; mucho más experimental. Ahora es una sesión de improvisación donde se van generando momentos audio visuales únicos. Si hay sincronía entre el audio y la luz, pero no hay un orden específico. Es una cosa más complicada pero más dinámica. Está más raro, es más atractivo bajo nuestra óptica. 

El 4 de febrero es la primera vez que presentamos este esquema de show. La formación geométrica (cubo) es la misma, pero la programación y el sonido son completamente nuevos. Aprovecho para informar que ya estamos trabajando en la siguiente pieza, la idea es sacarla a mediados de año.

¿Cuál es la parte que más disfrutas de tus shows? 

Cuando hay reacción en la gente, no me importa si es buena o mala, lo que me importa es que provoqué. Otra cosa que disfruto bastante es el momento cuando terminamos de armarlo y todo funciona al tiro. Eso me produce una gran satisfacción ya que es un show realmente complejo de montar. La máquina está compuesta por más de 200 piezas entre cables, luces, hardware, etc.

Superstudio formará parte de BLACK, una celebración que busca reunir música, diseño y arte contemporáneo. Busca tus boletos aquí.

Conoce más de Superstudio acá.

Relacionados:

El placer de observar palomitas explotar a 30.000 cuadros por segundo

Crea mini tornados con esta mágica App de arte

Esta instalación audiovisual es un viaje intenso por la anatomía del color