Quantcast
Conoce al robot que puede pintar como Vincent Van Gogh

Usando cámaras y sensores, el robot logra imitar obras de arte de manera impresionante.

Las líneas para distinguir la maestría en la técnica son delgadas. Ya sea si uno toma un punto subjetivo o busca uno objetivo, apelar a la técnica como un referente de la producción de arte siempre es bastante problemático, y ahora gracias a un grupo de científicos de la Universität Konstanz en Alemania, la discusión se ha elevado a todo un nuevo reino – humanos vs máquinas. Sin embargo, todavía no es  momento para empezar a pensar en la rebelión de las máquinas, sino que se trata de un experimento mucho más sano donde una máquina busca reinterpretar, es decir, imitar obras de arte ya hechas de la manera más precisa posible. 

Usando cámaras y sensores el robot logra imitar impresionantes obras de arte, los creadores del fantástico e-David, el Dr. Oliver Deussen, Thomas Lindemeier, Mark Tautzenberger, y el Dr. Sören Pirk, explican que, “nuestra visión es construir una máquina pintora que imita a los pintores humanos y es capaz de distribuir pintura real en un lienzo real. E-David (acrónimo por sus siglas en inglés de Aparato Pintor Electrónico para una Representación Vívida-Interactiva) es un robot ordinario de composición, usualmente usados para construir autos. Nosotros combinamos la máquina con sensores, una cámara y una computadora controladora. Un programa de computadora continuamente produce comandos para pintar que son ejecutados por la máquina. Como trabajamos con materiales reales y pinceles, lo que produce la máquina nunca es perfecto. Entonces, establecemos una retroalimentación de control visual usando una cámara que captura los próximos movimientos de la máquina. Los nuevos comandos para pintar son basados a computadora a partir de la diferencia de lo que hay en el lienzo y de lo que queremos que haya. Esa retroalimentación visual también nos permite corregir errores causados por las pinturas mismas o imprecisiones de la máquina. De esta manera cada vez nos acercamos más a la imagen original.”

En cuanto a la teoría estética y motivación científica para llevar a cabo un proyecto tan intrigante como el suyo, va de la mano de una experiencia del arte o de la generación de la misma propia de una mente íntimamente mecánica y lógica – la de un científico. “Nuestra hipótesis es que la pintura – al menos la parte técnica de su proceso – puede ser vista como un proceso de optimización en el cual el color está manualmente distribuido en el lienzo hasta que uno puede reconocer el contenido – sin importar si es una pintura representacional o no. La optimización (humana) sucede intuitivamente durante el proceso y es altamente dependiente del medio y sus restricciones. Ese tipo de arte llamado “arte académico” precisamente usa una serie de algoritmos específicos para generar escenas, colores y composición de contenidos con el fin de crear obras de arte. Bob Ross es famoso por su acercamiento mecanicista y algorítmico a la pintura.” 

Pero, no como científicos, sino como personas, amantes del arte ¿es deseable tener una visión tal de la pintura? ¿más aún del arte? Y ¿cuál sería el costo de verlo todo como un proceso de optimización? La dolorosa ganancia que se da en el arte con una aproximación así, tal vez, sería empezar a juzgar y ver las obras como éxitos o errores, como una cosa que debe ser llevada a cabo de una manera tal que produzca el efecto deseado; el artista sería una tortuosa fábrica de emociones. Se puede hablar de errores de la máquina al estar copiando una obra, pero en la valorización de arte – en una adecuación entre el objeto pensado y el representado – ¿es concebible que exista un error? Claro que sí, pero el único que puede decir eso es su creador, mas nunca el espectador. Sin embargo, aquí los creadores no son los que empuñan el pincel sino los que lo programan, cuando e-David deje de copiar y haga sus propias creaciones ¿ellos se convertirán en artistas? O ya lo son por hacer que e-David imite a otros artistas. 

Puedes ver un video de e-David en acción abajo. 

e-David Robot Painting de eDavid en Vimeo.

Si quieres saber más sobre e-David y sus creadores, visita su sitio

Relacionados:

Recrean las pinturas de Van Gogh sobre agua 

Pasa una noche en la recámara de Van Gogh por 10 dólares 

Mechones de pelo influenciados por Warhol, Munch, Van Gogh y Lichtenstein